Frases de motivación y superación para este año

En muchas etapas de la vida una persona ha visto estas frases, pero por lo general no se les da la real importancia hasta que llego el momento en que realmente las necesitas. He aquí las mejores para ustedes.

La confianza en si mismo es la clave de todo el éxito en la vida.

Toda fuerza no viene de la capacidad corporal que se puede lograr, sino que al contrario, viene desde al fondo de nuestro ser, el alma.

Sino luchas por lo que realmente quieres, entonces no te arrepientes al momento de perderlo.

Es difícil de fracasar, pero más frustrante es no intentar hacer nada para lograr alcanzarlo.

Todos los sueños que una vez pensaste, son alcanzables de lograr. Pero depende exclusivamente de darte el valor para realizarlos.

Si hoy no luchas por tus sueños, mañana no lamentes que no lo intentaste.

El único miedo que existe es aquel que existe dentro de la mente de cada uno de nosotros, ninguno más.

No te quedes sentado a que todas las cosas lleguen a ti porque sí. Lucha por lo que quieres hasta que no te canses de alcanzarlo.

El fracaso es solo una oportunidad más para alcanzar el verdadero éxito.


Frases geniales para este 2014

La alegría rejuvenece, mientras que la tristeza y soledad envejece.

Nadie es tan pobre que no pueda regalar una sonrisa.

El mundo está lleno de pequeñas alegrías; el arte consiste en saber distinguirlas.

No hay ninguna cosa seria que no pueda decirse con una sonrisa.

He aprendido que estar con aquello que me gusta es suficiente para ser feliz.

Siempre es mayor la alegría de dar que la de recibir.

Es de héroes sonreír cuando el corazón llora.

Ríe y el mundo reirá contigo.

Dios bendice la persona que está leyendo ésto y a todos sus seres queridos.

La grandeza de una persona se puede manifestar en los grandes momentos, pero se forma en los instantes cotidianos.

Es preciso saber lo que se quiere; cuando se quiere, hay que tener el valor de decirlo, y cuando se dice, es menester tener el coraje de realizarlo.

Lo peor no es cometer un error, sino tratar de justificarlo, en vez de aprovecharlo como aviso providencial de nuestra ligereza o ignorancia.

Lo milagros más maravillosos de la vida empiezan a suceder cuando le más más energía a tus sueños que a tus miedos.

Hoy es un día maravilloso, así que sonríe.